¿Aumentan las enfermedades cardiacas por comer carne roja?

¿Aumentan las enfermedades cardiacas por comer carne roja?

Salud No hay comentarios en ¿Aumentan las enfermedades cardiacas por comer carne roja?

En estudios concurrentes, estudiosos de la Clínica Cleveland, en U.S.A., han descubierto nuevos mecanismos que prueban por qué razón y con qué frecuencia comer carne roja puede acrecentar el peligro de enfermedad cardiaca y el papel que desempeñan las bacterias intestinales en ese proceso.

La investigación, dirigida por Stanley Hazen, se fundamenta en trabajos precedentes que muestran que el TMAO (N-óxido de trimetilamina), un subproducto de bacterias intestinales que se forma a lo largo de la digestión, puede conducir al desarrollo de enfermedades cardiovasculares, incluidos ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares. El TMAO se genera cuando las bacterias intestinales asimilan la colina, la lecitina y la carnitina, nutrientes que abundan en productos animales como la carne roja y el hígado y otros productos animales.

En un nuevo estudio de intervención dietética publicado en el ‘European Heart Journal’, los científicos hallaron que una dieta rica en carnes rojas como fuente primaria de proteínas aumenta significativamente los niveles de TMAO en circulación, en comparación con los regímenes con carne blanca o bien no cárnica como fuentes de proteínas.

La investigación mostró que el consumo crónico de carne roja mejoró la producción de TMAO por microbios intestinales y redujo la eficacia de los riñones en el momento de expulsarla. Tanto una mayor producción como una reducción en la supresión ocasionadas por una dieta de carne roja contribuyen al incremento de los niveles de TMAO, que se ha relacionado con el desarrollo de aterosclerosis y dificultades de enfermedades cardiacas.

Los altos niveles de TMAO en la sangre han probado ser una herramienta poderosa para pronosticar futuros peligros de ataque cardiaco, accidente cerebrovascular y muerte, conforme una investigación precedente encabezada por el doctor Hazen y su equipo, y más tarde replicada en el mundo entero. Las pruebas de TMAO están ahora en empleo clínico. El doctor Hazen encabeza el Departamento de Medicina Celular y Molecular en el Instituto de Investigación Lerner de la Clínica Cleveland y es jefe de la sección de Cardiología Precautoria y Rehabilitación Cardiaca en el Instituto Miller del Corazón y Vascular.

El estudio incluyó a ciento trece participantes que secuencialmente (en orden azaroso) recibieron planes de comidas completos preparados con fuentes de proteína de carne roja, carne blanca o bien no cárnica (en su mayor parte vegetariana), en un veinticinco por ciento de sus calorías al día. Todos y cada uno de los participantes prosiguieron una dieta de depuración entre los planes de comidas.

Tras un mes en la dieta de carne roja, la enorme mayoría de los participantes del estudio experimentaron una elevación en los niveles de TMAO en sangre y orina. En promedio, los niveles de TMAO en la sangre medraron más o menos 3 veces a lo largo de la dieta de carne roja, en comparación con la dieta de carne blanca o bien sin carne, con ciertos pacientes que muestran un incremento de más de diez veces.

Se observaron aumentos afines en la orina. No obstante, una vez que los pacientes suspendieron la dieta de carne roja, los niveles de TMAO en la sangre y la orina redujeron a lo largo del mes siguiente.

Por su parte, recientemente también ha sido publicada la última encuesta realizada por la Sociedad Española de la Obesidad –SEEDO-, donde se recoge que el 21,3 % de la población española se considera a sí misma “obesa“, mientras que casi el 1% considera que su estado es de “muy obesa”.

Autor

2017 Distribución y Alimentación - Copyright.
Todos los Derechos Reservados

Back to Top