Cómo controlar nuestra alimentación durante la Navidad

Cómo controlar nuestra alimentación durante la Navidad

Alimentación No hay comentarios en Cómo controlar nuestra alimentación durante la Navidad

La cena de Navidad es uno de los acontecimientos más importantes del año para todas las casas de España, pero también es fácil engordar durante estos días puesto que la cantidad de comida que ingerimos es mucho mayor de lo habitual.

Son días de excesos, pero no solo por la comida que tomamos, sino también porque nos pasamos con las bebidas alcohólicas. Muchas personas lo reconocen, no solo se reúnen para verse sino para comer. No nos damos cuenta de que estos excesos pueden ser bastante peligrosos para nuestra salud.

Expertos del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) han alertado de que, debido a los 17 días que librarán muchas personas durante estas navidades y a las múltiples celebraciones que se llevan a cabo estos días, los españoles van a engordar una media de entre 3 y 5 kilos. Una sola comida de Navidad nos podría aportar entre 2.000 y 2.500 kilocalorías, el equivalente a dos días de dieta normal, cuando lo ideal es que no sobrepase el 30% de la ingesta calórica diaria, es decir entre 450 y 750 kilocalorías en función del sexo, el peso, la edad y la actividad física de la persona.

Por ello, te ofrecemos unos consejos para afrontar de forma óptima las cenas o comidas durante estos días navideños:

  1. No pasarse con el alcohol

Muchos tenemos asumido que durante las navidades vamos a engordar y nos pasamos no solo con la comida, sino también con el alcohol.

Debemos tener especial cuidado con esto porque no solo perjudica a nuestra salud, sino que también nos hace engordar. Las calorías del alcohol son calorías vacías. Una copa de vino no está mal, pero es mejor cambiarlo por una botellita de agua.

2. Beber mucha agua

El agua además de hidratarnos, actúa en nuestro organismo como saciante. Hay que beber por lo menos 2 litros a lo largo del día.

3. Hacer cinco comidas diarias

No debemos dejar de comer lo mismo que hacemos habitualmente en nuestra dieta. Es un gran error eliminar comidas para reservarnos, por ejemplo, para la cena. De hacerlo así, llegaremos con más hambre y ansiedad a la cena, con cual comeremos más. Lo que sí podemos hacer es ingerir menos cantidad durante las cuatro comidas restantes.

4. Saciarnos antes de comer

Comer un poco antes de acudir a esa cena o comida para que nuestro cuerpo no se obligue a comer tanto. Podemos hacerlo comiendo frutos secos como almendras, avellanas o cacahuetes (unos 10-15), o también alguna pieza de fruta como una manzana, pera o naranja.

  1. Saciarnos durante la comida

Debemos comer más fibra, como pan integral, verduras, etc, para así no meter tanta grasa en nuestro organismo.

Autor

2017 Distribución y Alimentación - Copyright.
Todos los Derechos Reservados

Back to Top